Las hijas de la tierra – Alaitz Leceaga

hijas

732-3

Título: Las hijas de la tierra

Autora: Alaitz Leceaga

Editorial: Edciones B

Número de páginas: 568

Precio: 20,90.-

732-3

Tras el éxito de El bosque sabe tu nombre, Alaitz Leceaga regresa a las librerías con una saga familiar ambientada en una bodega de La Rioja.

Una tierra maldita.
Una mujer dispuesta a luchar por el poder.
Un gran misterio que debe salir a la luz.

Año 1889, La Rioja. Hay quien dice que una maldición se ciñe sobre los viñedos, secos desde hace años, de la finca Las Urracas. Mientras las grandes bodegas de la región comienzan su edad dorada, Gloria -la joven hija del propietario- languidece en la vieja mansión familiar, viendo aproximarse otro otoño sin cosecha.

Sometida a la autoridad de una tía cruel y un padre ausente, Gloria verá cambiar su vida de un día para otro cuando tenga que ponerse al frente del negocio familiar. Será entonces cuando comience una larga batalla que la enfrentará a los bodegueros y caciques locales, que no conciben tener como rival a una mujer. Y menos a una que pone en duda sus viejos privilegios.

Con la ayuda de sus hermanas, Gloria luchará por recuperar el esplendor de sus viñedos, al tiempo que se adentra en los secretos que esconden las habitaciones cerradas y los campos muertos de Las Urracas. Bajo la sombra de una maldición que solo al final sabremos si es cierta, las mujeres de esta novela lucharán, sin miedo a nada ni a nadie, por el poder que les pertenece.

732-3

Ambientada en La Rioja en 1889, época dorada para los viñedos y las bodegas. Pero no es el caso de la finca Las Urracas, la cual se dice que está maldita. Y el pelo rojizo de las mujeres de la familia, tampoco ayuda a eliminar dichos rumores. Gloria, es la hija del propietario y la hermana mayor pero se encuentra un poco en medio. Rafael, su hermano, es el que recibe toda la atención de su padre. Mientras que Gloria, no tiene demasiada relación con sus dos hermanas pequeñas y se encuentra bajo la atenta vigilancia de su dura tía Ángela.

Pero ocurre algo, que provoca que Gloria sea la cabeza de familia y que junto a sus hermanas se vean obligadas a sacar la finca adelante. Pero el gran problema no va a ser que la tierra de frutos, sino que van a tener que enfrentarse a todo un pueblo anclado en sus tradiciones. Y es que, en esa época no estaba bien visto que fuera una mujer la que lleve el negocio y menos, tener que competir con ella.

La voz cantante y el mayor peso de la historia va a recaer en Gloria como ya se ve desde el inicio. La forma de narrar es sencilla pero no pobre, como se puede observar en las descripciones de los lugares.

En cuanto a temas, además de el aspecto más social que implica a la mujer trabajando en un “trabajo sólo para hombres” también va a haber sitio para el misterio y los secretos, un aspecto que ya sabéis que me encanta. Y por si fuera poco, también va a haber realismo mágico, algo que me encanta y que la autora utiliza de una forma espectacular.

Una lectura apasionante, con una ambientación de diez y una historia realmente preciosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s