La inquilina de Wildfell Hall – Anne Brönte

inqui

732-3

Título: La inquilina de Wildfell Hall

Autora: Anne Brönte

Editorial: Alianza editorial

Número de páginas: 512

Precio: 11,90

732-3

Tras muchos años de abandono, la ruinosa mansión de Wildfell Hall es habitada de nuevo por una misteriosa mujer y su hijo de corta edad. La nueva inquilina –una viuda, al parecer –no tarda, con su carácter retraído y poco sociable, sus opiniones a menudo radicales y su extraña, triste belleza, en atraer las sospechas de la vecindad, y a la vez la rendida admiración de un joven e impetuoso agricultor. Pero la mujer tiene, en efecto, un pasado…más terrible y tortuoso si cabe de lo que la peor de las murmuraciones es capaz de adivinar. La inquilina de Wildfell Hall (1848), segunda y última novela de Anne Brontë, une al bello relato de un amor prohibido e invernal el retrato intensísimo del fracaso de un matrimonio degradado por el abuso y la violencia, descrito “con una predilección morbosa por lo grosero, cuando no brutal” que escandalizó y repugnó a sus contemporáneos. De hecho, todavía hoy, la dureza, audacia y auténtico rigor de esta novela siguen siendo igual de sorprendentes y desafiantes.

732-3

Hoy os traigo una novela de la quizá más desconocida de las hermanas Brönte. Ya que, todo el mundo ha escuchado hablar de Charlotte o de Emily, muy reconocidas por Jane Eyre o Cumbres Borrascosas. Anne Brönte sólo publicó dos novelas, la que os traigo y Agnes Grey (otra de mis eternos pendientes).

Gilbert Markham es un joven que vive en un pequeño pueblo inglés en el que se encuentra la vieja mansión de Wildfell Hall. Su vida es tranquila y apacible ya que casi nunca ocurre nada digno de mención o así era hasta que llegó la joven Helen Graham junto a su hijo para vivir en la vieja mansión. Imaginar la atención que recae sobre esta mujer desconocida y los misterios que le rodean al tratarse de de una comunidad pequeña…

La lectura está estructurada en forma de carta, por lo que va a estar todo contado desde la primera persona. Eso sí, también vamos a encontrarnos con una especie de cartas secundarias que son las que nos contarán lo que ocurre con Helen Graham.

La autora hace una fuerte crítica a aspectos bien establecidos en su época, lo que provocó cierta controversia y cierto ocultamiento de sus obras respecto por ejemplo a sus hermanas. En este caso, pone entredicho el papel de la mujer en la sociedad y a la importancia del matrimonio.

En ocasiones al tratarse toda la lectura de cartas, no siempre logro conectar con los diferentes personajes por quedarse demasiado planos pero no ha sido así en ningún momento. Están en general muy bien caracterizados.

El ritmo de la novela es en general bastante fluido aunque si que he de mencionar que tiene un componente religioso bastante reflejado en Helen, por lo que hay algún tramo que se vuelve algo más denso pero sin llegar a entorpecer la lectura.

Una lectura que he disfrutado mucho y que me ha hecho conocer a la hermana que me faltaba y con la que pienso animarme con Agnes Grey.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s